Venta y alquiler de casas en Honduras
Call Us:

Es Bueno o Malo Mejorar una Propiedad

¿Es Bueno o Malo mejorar una Propiedad?

Una mejora puede ayudar a aumentar el valor de mercado de una propiedad. Sin embargo, el incremento en el valor de la vivienda no necesariamente será proporcional a la cantidad de dinero gastada en la mejora.

Es necesario que se planifique bien la mejora y sobre todo, que los valores de las mismas no excedan la cantidad razonable que un potencial comprador esté dispuesto a pagar en ese sector.

Por eso antes de hacer cualquier arreglo o mejora en nuestra vivienda debemos considerar primero si este será mi hogar toda la vida o estoy pensando en algún momento venderla y comprar en otro lugar o simplemente no estoy seguro.

En cualquier caso debes saber que…

Cuando se realiza una mejora equivocada o tal vez correcta pero construida de manera deficiente, puede bajar el valor del mercado de la casa en lugar de subirlo.

Ta vez parezca que todos los cambios o mejoras que se le hizo a la casa son buenos; sin embargo un agente de bienes raíces que intente vender la propiedad a un precio acorde al costo de los adornos pasará dificultades en su objetivo.

¿Es útil?

Hay mejoras como chimeneas, sótanos, piscinas y otras que no necesariamente son de utilidad o del gusto de todas las personas. Sin embargo un baño extra, una bodega bien ubicada, segundos niveles, o un cuarto extra, podrían incrementar el valor de su casa.

Es importante tomar en cuenta que ciertas mejoras pueden aumentar la comodidad y utilidad de  la casa para el dueño, compradores potencial talvez no las consideren así, es más puede ser que a ellos les disgusten.

Si es útil o no, muchas veces no es lo más importante sino más bien si gusta o no a otras personas, porque “para gustos colores”, porque muchas personas están dispuestas a pagar por algo que realmente les gusta.

Por su costo y utilidad ciertas mejoras, no suelen contribuir al mercado de un bien.

Habrá otras que si contribuyan a incrementarlo. Se debe cuidar de no hacer obras demasiado lujosas, costosas o que respondan a gustos personales, que pueden ser diferentes de las posibilidades del comprador regular. Si se hacen se pueden recibir sorpresas poco agradables cuando se decida venderla.

Finalmente…

Todo depende de su capacidad de tomar sus propias decisiones y de hacer lo que a usted le parezca mejor, total estamos hablando de su propiedad.

“Jamas dejes que las dudas te paralicen tus acciones. Toma siempre todas las decisiones que necesites tomar…” (Paulo Coelho)